Pakistán

Carnes




Yo no soy vegetariano, ni siquiera me lo he planteado alguna vez porque hay carnes que considero tan exquisitas que me daría demasiada lástima no volver a probarlas. No obstante, si algún día optase por la militancia, creo que no empezaría en Pakistán. Sería darle demasiada ventaja al fracaso. En este país, salvo el cerdo, que por su cultura musulmana desprecian, todo lo que tiene patas se devora. Y a todas horas. El plato estrella es el pollo. Lo puede uno encontrar en la sopa, en la ensalada, en el arroz, en la tortilla… Pero la ternera, el cabrito, el búfalo u otros no le van a la zaga. Eso sí, otra de las normas que uno debe tener claras es el evitar cuestionarse la procedencia de los alimentos cárnicos. Basten unas fotografías para entender esta recomendación.

Fotos: De arriba a abajo, pollos en Rawalpindi; cabrito en Lahore; cabezas y cuerpos de búfalos en Peshawar; carnicero cortando ternera en Pindi.

Categorías:Pakistán

Tagged as: ,

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s