Pakistán

Una Ashura en Pakistán


La “Ashura”, el décimo día del mes sagrado de Muharram, es la fecha más importante del calendario islámico de los chiíes, corriente minoritaria en el mundo musulmán y también en Pakistán, donde representan en torno al 20 por ciento de los 170 millones de habitantes.
Durante esta jornada, los fieles conmemoran con fervor el martirio del imán Husein, nieto del profeta Mahoma, quien un día antes de morir fue derrotado junto a 72 compañeros en la batalla de Kárbala (Irak) por el ejército del califa omeya Yazid I.
Pero siglos después de estos hechos, ocurridos en el año 680, los caminos de los suníes y chiíes siguen distantes. Quizás no para la mayoría, pero sí para algunos radicales y extremistas que se esfuerzan en empañar estas fechas. Al menos cuatro ataques sectarios, tres de ellos en la metrópolis de Karachi (sur), han tenido este año como objetivo procesiones religiosas en Pakistán. El saldo: Miles de comercios destruidos, cientos de heridos y unos 60 muertos.
En la Ashura, los chiíes se golpean la cabeza, el pecho y la espalda, ya sea con las manos o con objetos cortantes como látigos con cuchillos, al tiempo que cantan en recuerdo a Husein.
Las fotos son de una congregación en la ciudad de Rawalpindi, cerca de Islamabad. Incluso algunos menores emulan a sus padres y empiezan a flagelarse. Los médicos curan las heridas a los varones y anestesian, siempre con la misma aguja, a los fieles que así lo requieren. Las mujeres, vestidas de negro riguroso, observan el ritual lejos del corro donde se registra la acción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s